Evaluación de estrés y Biofeedback

Los profesionales muchas veces estamos sometidos a largas horas de trabajo, situaciones personales tensas, presión en el trabajo, …y cada vez más los niveles de estrés son muy altos. Muchas bajas en las empresas muchas veces son más por causas psicoemocionales que físicas. Nuestro cuerpo está programado para reaccionar ante situaciones de emergencia. El estrés es útil.

Las hormonas más involucradas cuando nos sentimos estresados son la adrelina y el cortisol, que se encargan de darnos ese impulso rápido que necesitamos. En cuestión de instantes nuestra energía sube enormemente, la respiración es más rápida y aumenta la frecuencia cardíaca para que los músculos respondan más rápidamente.

Sin recuperación, el desgaste que supone vivir una situación de estrés prolongada produce efectos perjudiciales como:

  • Falta de sueño. Cansancio
  • Pérdida de atención
  • Reducción de reflejos
  • Falta de concentración
  • Problemas de memoria
  • Dificultades de aprendizaje

Además el estrés mantenido en el tiempo afecta al equilibrio psíquico, endocrino y metabólico, por lo que está relacionado con enfermedades cardíacas, inmunológicas,  úlceras, cirrosis, afecciones pulmonares, ansiedad, depresión, suicidios y accidentes.

Pero esto tiene solución.-

Podemos conocer de forma indirecta los niveles de cortisol y adrenalina en los y las profesionales mientras trabajan, sabiendo si el sistema nervioso autónomo (SNA), está en simpaticotomía o vagotonía. Medimos el nivel de atención, al activación (arousal), emociones y estrés en tiempo real.

Con las sesiones de BIOFEEDBACK , nos permite ser conscientes de nuestro nivel energético, y gracias a la monitorización y a los ejercicios emocionales con BIOFEEDBACK, realizamos los ejercicios respiratorios necesarios para recuperarnos en pocos minutos y lograr lo que Heartmath llama “coherencia cardíaca“.